Andalucía, Ceuta y Melilla

Página de la asociación territorial de Andalucía, Ceuta y Melilla.


PRESIDENTA TERRITORIAL DE ANDALUCIA 

Dolores Bautista Ojeda

 

SECRETARIO TERRITORIAL DE ANDALUCIA

Manuel Medina


XXXVII Reunión. Marbella, Málaga, 16 de noviembre de 2018.

Reunión de Otoño. Asociación Territorial Andalucía, Ceuta y Melilla

XXXVII Reunión. Marbella, Málaga, noviembre 2018. Reunión de Otoño. Asociación Territorial Andalucía, Ceuta y Melilla

 


XXXVI Reunión Territorial de Andalucía, Ceuta y Melilla de la SEAP-IAP. Cádiz, 13 de abril de 2018.

Cádiz, 13 de abril de 2018

Atrás

Utilidad de CD1a en el diagnóstico de la leishmaniasis cutánea. A propósito de un caso

Autor/es
Juan Gutiérrez Cerco, Sara Pabón Carrasco, Carolina Manzotti, Joaquín González Cantón, Ana Vallejo Benítez, Carmen Vázquez Bayo, Juan J Ríos-Martín.
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla. Hospital Infanta Elena. Huelva
jjrios@us.es
Orden de Presentacion
86
Fecha de Presentacion
43203
Pantalla
1

Introducción

La tinción inmunohistoquímica de CD1a de los amastigotes de leishmanias es de gran ayuda diagnóstica en los casos con escasos parásitos en la biopsia cutánea. Esta tinción se piensa que es consecuencia de una transferencia del antígeno cuando se produce la exocitosis de los amastigotes desde las células dendríticas. Se ha descrito con las especies de leishmanias más habituales, incluyendo la L. infantum en nuestro medio, y solo con el uso del clon MTB1 (Novocastra).

Materiales y métodos

Mujer de 58 años de edad con placa eritematosa en ala nasal de varios meses de evolución, que es diagnosticada clínicamente como sospechosa de linfoma cutáneo. La biopsia realizada no permitió realizar un diagnóstico definitivo (proceso inflamatorio sugestivo de rosácea vs lupus eritematoso). Tras mala evolución clínica, la lesión permanecía un año después sin respuesta a los tratamientos realizados, apareciendo una nueva lesión en región frontal. Se realiza biopsia de ambas lesiones.

Resultados

El estudio histológico objetivó en ambas biopsias un proceso inflamatorio crónico dérmico con abundantes linfocitos y ocasionales células plasmáticas. El infiltrado se distribuía alrededor de estructuras vasculares y anexiales, y focalmente se observaban estructuras granulomatosas mal conformadas. El estudio inmunohistoquímico demostró un predominio de linfocitos T CD4 con marcado epidermotropismo, planteando el diagnóstico de linfoma cutáneo. En profundidad, entre los haces de fibras musculares, se observaron pequeños grupos de histiocitos epitelioides con dudosas imágenes de amastigotes de leishmanias. Ante la sospecha de posible leishmaniasis, se realizó una inmunotinción con CD1a (clon EP3622) que permitió observar aislados amastigotes. Una PCR, a partir del tejido parafinado, confirmó el diagnóstico.

Conclusiones

La leishmaniasis cutánea puede presentar diferentes patrones histológicos, entre ellos el de pseudolinfoma T. En estos casos, si además no se observan amastigotes, el diagnóstico puede ser muy difícil si no existe un alto grado de sospecha clínica. La inmunotinción con CD1a de los amastigotes es una herramienta muy útil para identificar los amastigotes. El patrón de tinción es muy característico, reforzando el kinetoplasto y marcando la membrana del parásito. Aunque se ha demostrado solo la utilidad del clon MTB1, en nuestro caso fueron identificados los amastigotes con el anticuerpo EP3622 (Ventana).