Filtro por Idioma
Filtro por Áreas de conocimiento
Filtro por Tipo Contenido
Back

Hacia un uso más seguro de la información

FALTA CONSENSO CON LOS SISTEMAS INFORMÁTICOS

Reclaman medios para un uso más seguro de la información

Los problemas de seguridad que pueden surgir al transmitir información médica entre especialistas se agravan en el caso de la anatomía patológica. Estos profesionales contrastan y consultan entre sí, pero no pueden garantizar la seguridad de los datos.

El campo de la anatomía patológica está inmerso en un proceso de progresiva implantación de la digitalización y de sustitución de los microscopios por sistemas de imagen digital, pero esa transformación también debe ir acompañada y asociada a unas comunicaciones seguras. Según los expertos reunidos en el Curso de Microscopía Virtual, Telepatología e Informática Médica, organizado por la Unidad de Anatomía Patológica de la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo (FOM) y el Club de Patología Digital de la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP), los problemas de seguridad -que comparten con el resto de especialidades- no pueden resolverlos directamente los patólogos, sino que son los gestores sanitarios y los servicios de informática quienes deben dar soluciones.

Según Luis Alfaro, responsable de la Unidad de Anatomía Patológica de la FOM y coordinador del Club de Patología Digital de la SEAP, "el tema de la seguridad en nuestro ámbito no está cerrado porque, por un lado, los patólogos no tenemos un conocimiento exacto de los riesgos o de las medidas de seguridad que debemos adoptar y tampoco recibimos una información directa desde los servicios de informática sobre esas medidas; por otro, la respuesta de los informáticos ante demandas de mayor seguridad es limitar ciertas funcionalidades por los riesgos o el posible acceso de virus, lo cual dificulta las comunicaciones entre diversos lugares, ordenadores o redes".

En su opinión, "es un problema que debemos abordar, planificar y dar una solución; limitar algunas funciones nos complica a la hora de compartir casos o realizar preparaciones virtuales".

  • Las soluciones tecnológicas para aumentar la seguridad están disponibles y si no se aplican es simplemente por falta de planificación

Marcial García Rojo, jefe de Servicio de Anatomía Patológica en el Hospital General de Ciudad Real y vocal de Comunicación y Proyección Social en la junta directiva de la SEAP, ha recordado que "los patólogos tenemos que consultar con otros profesionales españoles y extranjeros, y en este escenario, por ejemplo, se están transmitiendo informes a través de correo electrónico no seguro porque no se ha planificado que en el puesto de trabajo de los patólogos exista una forma de cifrar ese correo".

Respecto a las causas, García Rojo ha apuntado que "en algunos casos, no se ha planificado por miedo: tememos que algo esté disponible en internet y alguien nos pueda hackear y piratear". No obstante, ha matizado que "siempre pongo el ejemplo de Hacienda: si somos capaces de poner nuestra vida económica en la red y hacer la declaración a través de ella, tampoco deberíamos tomar un actitud muy diferente en temas de salud".

  • Los patólogos consultan con colegas extranjeros a través de correos electrónicos no seguros porque no se planifican formas de cifrar esos correos

Hay solución
García Rojo ha insistido en que "las soluciones tecnológicas están disponibles y si no se aplican es simplemente por falta de planificación", un problema que se ha apreciado en cualquier iniciativa realizada hasta la fecha. Alfaro también ha apuntado otros problemas relacionados con el acceso a la información. "Cuando hablamos de comunicaciones a partir de informes nuestros o de pacientes, no está definido quién puede tener acceso ellos. Los pacientes se trasladan de un hospital a otro después de ser diagnosticados por nosotros; pueden acudir a un oncólogo distinto y no está definido qué profesionales de otros hospitales pueden tener acceso a su historia o a los documentos e imágenes de anatomía patológica asociados", ha comentado.

FÓRMULAS FUTURAS

García Rojo y Alfaro han coincidido en que es el momento de poner las herramientas necesarias para trabajar de forma más segura. El primero ha recordado que "el proyecto nacional para crear una historia clínica del Sistema Nacional de Salud será una buena opción para transmitir de forma segura y entre autonomías una herramienta muy importante de nuestro trabajo, el informe de anatomía patológica", aunque ha apuntado que "aún no está implantado en todas las comunidades autónomas".

Además, ha destacado la necesidad de ser más originales e imaginativos al buscar fórmulas futuras que solucionen el problema. "Lo que tiene de especial la anatomía patológica es que abarcamos todo el rango de enfermedades y eso hace que, a menudo, tengamos que consultar a superespecialistas. Las propuestas que ahora hay en términos de seguridad se basan en certificados digitales y, sinceramente, no le puedo decir a un profesional de Houston que le voy a facilitar un certificado digital o que se necesita un DNI electrónico".