Filtro por Idioma
Filtro por Áreas de conocimiento
Filtro por Tipo Contenido
Back

Tumor de células gigantes en 1º metatarsano de pie izquierdo

Autor/es
I. Eraña Tomás; C. Bárcena ; P. López García; MT. Manzano ; RI. Stanescu ; AB. Enguita Valls
Hospital 12 de Octubre
ieranato@gmail.com
Orden de Presentacion
99
Fecha de Presentacion
Viernes 4 17:00 a 17:30 Sesión II
Pantalla
4

Introducción:

Los tumores de células gigantes de hueso son tumores benignos localmente agresivos, que representan el 4-5% de todos los tumores óseos primarios y el 20% de los primarios benignos de hueso. Se dan en personas entre 20 y 45 años con un pico de incidencia en la segunda década. Presentan mayor frecuencia en el sexo femenino. Generalmente se desarrollan en la epífisis de huesos largos, siendo su localización más frecuente la zona distal de fémur, proximal de tibia, distal del radio y proximal de húmero. El 5% de los casos se localizan en pelvis. La localización menos frecuente son los huesos de manos y pies. Presentamos un caso de tumor de células gigantes en astrágalo debido a su excepcional localización.

Material y Métodos:

Presentamos el caso de una adolecente de 16 años de edad con dolor en pie y presncia al estudio radiológico de lesión osteolítica en astrágalo que rompe focalmente la cortical. Se realiza biopsia y posterior resección en bloque del astrágalo con sustitución por injerto óseo.Microscópicamente se advierte na población monomorfa de células ovoideas sobre la que se disponen células gigantes multinucleadas gigantes. Se advierte osteoide y células xantomizadas.

Resultados:

Es diagnosticado de Tumor de células gigantes en astrágalo.

Conclusiones:

Los tumores de células gigantes son más frecuentes en los huesos largos y existen pocos casos publicados de localización en huesos de pies y manos. Son más frecuentes además en individuos con esqueleto maduro. El caso que nosotros presentamos corresponde a una localización rara de un tumor de células gigantes en una mujer esqueleticamente inmadura, lo que pone de manifiesto la necesidad de incluir esta entidad como diagnóstico diferencial entre lesiones líticas en esas localizaciones en pacientes de menor edad a la descrita habitualmente para estos tumores.