Filtro por Idioma
Filtro por Áreas de conocimiento
Filtro por Tipo Contenido
Back

Revisión clínico-patológica de 9 quistes óseos aneurismáticos de las manos y pies en una serie de 77 casos

Autor/es
M Prieto Pozuelo (1), F López Barea (2), E Bravo Brañas (2), M Salcedo Montejo (2), D Bernabeu Taboada (2)
Hospital Universitario La Paz
drmpp@hotmail.com
Orden de Presentacion
165
Fecha de Presentacion
Viernes 17 16:40 a 17:10 Sesión II
Pantalla
7

Introducción

El quiste óseo aneurismático (QOA) primario se considera actualmente de muy probable naturaleza neoplásica benigna, al haberse detectado anomalías del cromosoma 17. Su aspecto histológico es característicamente heterogéneo y predominantemente quístico. Su incidencia es del 2% de los tumores óseos primarios, y se localiza fundamentalmente en la metáfisis de los huesos largos y en los elementos posteriores de las vértebras. Sin embargo, su presentación clínica y tratamiento en las manos y pies es poco tenida en cuenta clínicamente.

Materiales y métodos

En el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital La Paz, en el período de 1966-2011, se han registrado aproximadamente 4.500 tumores óseos primarios, de los que 77 se han diagnosticado de QOA primarios (1,7%), y de ellos, 9 se localizan en las manos o pies (11,7%).

Resultados

5 pacientes son varones y 4 mujeres. Sus edades extremas son 7 y 49 años, estando 6 pacientes en la 1ª y 2ª década de la vida. 5 tumores se localizan en los metacarpianos y 4 en los metatarsianos. Clínicamente, debutan con dolor y tumefacción. Radiológicamente, se trata de lesiones líticas, expansivas, que afectan a la región meta-diafisaria, a veces con signos de lesión agresiva. Histológicamente, el QOA primario muestra una mezcla de espacios cavernosos hemáticos no infrecuentemente atravesados por septos, una proliferación fibro-osteoclástica que diferencia focalmente a osteoide, y la existencia de pequeñas piezas de material fibromixoide calcificado con aura condroide o hueso azul , y que se considera un marcador histológico de esta entidad, y presente en 5 de nuestros casos (55%). 7 QOA son convencionales, y 2 variedad sólida, ambos en los pies. 5 pacientes son tratados quirúrgicamente con resección e injerto óseo, y los 4 restantes son intervenidos inicialmente con legrado y relleno de hueso de Kiel: de estos 4, dos recidivan a los 5 y 6 meses (22%). Se revisa bibliográficamente la incidencia, características y modalidades terapéuticas del QOA primario de esta localización. Se establecen los criterios anatomopatológicos de diferenciación entre QOA primario y el granuloma reparativo de células gigantes (GRCG).

Conclusiones

Aunque el tumor más frecuente de manos y pies es el encondroma, el QOA primario debe ser considerado en el diagnóstico diferencial radiológico, teniendo en cuenta que estos tumores pueden simular incluso neoplasias malignas. Aunque histológicamente algunos autores piensan que el GRCG está emparentado con la variedad sólida del QOA primario, nosotros nos inclinamos a que son entidades diferentes.