Back

ADENOCARCINOMA VILLOGLANDULAR DE CÉRVIX. NUESTRA CASUÍSTICA EN 9 AÑOS

Autor/es
Sara Soto García, Ana Ortiz González, Alberto Sánchez Espinosa, Ana Laura Martín Rodríguez, María Alejandra Isaac Montero, Josefa Alfocea Sánchez, Paloma María García Cegarra, Ana Buendía Alcaraz*
Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena (Murcia) *Hospital General Universitario Los Arcos del Mar Menor (Murcia)
sarado3.22@gmail.com
Orden de Presentacion
267
Fecha de Presentacion
Viernes, 16 de febrero. Sesión de mañana
Pantalla
9

Introducción

El adenocarcinoma villoglandular de cérvix es una forma infrecuente de adenocarcinoma bien diferenciado (3,7-4,8% de los adenocarcinomas de cérvix), el cual se ha asociado típicamente a la infección por HPV (virus del papiloma humano) de alto riesgo, principalmente 16 y 18. Aparece, principalmente, en mujeres con edades comprendidas entre los 27 y los 54 años y presenta un excelente pronóstico. Se presenta, a menudo, como una masa exofítica y friable. La incidencia de metástasis ganglionares es baja. Hasta 1994 no fue introducido en la clasificación de la OMS. Histológicamente se caracteriza por presentar una neoformación constituida por papilas superficiales, largas y delgadas o gruesas y cortas, recubiertas por epitelio con leves atipias citológicas que puede presentar características de epitelio endocervical, endometrial o intestinal, con un eje conectivo central con vasos sanguíneos, células estromales y células inflamatorias. Bajo la superficie papilar se observa la porción infiltrativa del tumor, normalmente superficial aunque se ha descrito algún caso de invasión profunda y extensión al cuerpo uterino, constituida por glándulas ramificadas con mínima reacción desmoplásica alrededor.El diagnóstico diferencial de esta entidad se realiza, principalmente, con la cervicitis papilar, adenofibroma papilar (presenta un componente estromal más destacado) y papiloma mülleriano (típicamente en niñas y con componente estromal más destacado), entidades que no presentan atipia citológica, además de con el carcinoma papilar seroso de cérvix, entidad con elevada atipia ctiológica, frecuentes mitosis y formación de ovillos celulares.El tratamiento puede ser conservador, mediante conización, en aquellos casos sin invasión linfovascular ni extensión uterina y con los márgenes de la conización libres de lesión, principalmente en aquellas mujeres que desean preservar su fertilidad.

Materiales y métodos

Se realiza una búsqueda retrospectiva, recogiendo cuatro casos de adenocarcinoma villoglandular de cérvix acontecidos en el Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena (Murcia) entre los años 2004 – 2017 y se realiza una recogida de los datos más relevantes.

Resultados

En nuestros cuatro casos la edad de las pacientes fue de entre 38 y 51 años, rango que coincide con la literatura publicada. Todas presentaron positividad para HPV de alto riesgo (una de ellas 16 y el resto el 18). Entre sus antecedentes, una de las pacientes tomaba tratamiento hormonal sustitutivo y tres presentaron hábito tabáquico. En tres casos la lesión fue clínicamente visible, exofítica y friable.Todos los casos presentaron la histología característica de esta entidad. Los resultados de la IHQ coinciden con los publicados en la literatura, siendo el Ki67>80%, CEA y p16 positivo y p53, vimentina y receptores de estrógenos negativo.En cuanto al tratamiento, a tres de las cuatro pacientes se les practicó una histerectomía con o sin linfadenectomía y la cuarta la tiene programada, ya que el diagnóstico es más reciente. Aunque, según la literatura, el tratamiento debe ser conservador puesto que el pronóstico es bueno y así se conserva la fertilidad, sólo a una de las pacientes se le realizó una conización, con posterior histerectomía por margen endocervical afectado; en nuestra serie todas las pacientes tenían descendencia en el momento del diagnóstico, lo que pudo haber influido en la toma de decisión terapéutica. El tumor, en todos los casos, ha estado limitado al cérvix presentando, en dos de las tres histerectomías realizadas, escasa infiltración y en el otro caso infiltración hasta la serosa, aunque sin sobrepasarla; en ningún caso ha habido extensión hacia cuerpo uterino, vagina ni cavidad peritoneal, por lo que no se ha presentado un estadío FIGO mayor al IB, lo que coincide con el estadío más frecuentemente publicado. En todos los casos las revisiones posteriores, y hasta la actualidad, no han presentado hallazgos patológicos.

Conclusiones

El adenocarcinoma villoglandular de cérvix es una rara variante de adenocarcinoma bien diferenciado que se caracteriza por un comportamiento poco agresivo y un pronóstico favorable. A lo largo de los años no se ha investigado mucho en esta área y las pocas series publicadas constan, con frecuencia, de entre 2 y 4 casos, lo que demuestra lo poco frecuente que es dicha entidad. En algunas publicaciones se ha descrito el consumo de anticonceptivos orales y el tabaco como factores predisponentes, aunque en otras no han encontrado asociación. De nuestra serie extraemos una serie de conclusiones que coinciden con la literatura publicada, como es la asociación al HPV de alto riesgo (16 y 18) y el buen pronóstico y poca agresividad que presenta el tumor. En cuanto a la asociación con el consumo de anticonceptivos y tabaco no existe en nuestra serie una asociación significativa, por lo que se requieren más estudios con muestras más amplias para poder establecerla con mayor seguridad.