Back

Subependimoma del ventrículo lateral (orificio de Monro) izquierdo con hemorragia.

Autor/es
G Cancho Galán (1), M Zufiaurre Echávarri (2), L Ortega Comunian (2), J Velasco Arteche (2), MC Etxezarraga Zuluaga (2), C Ereño Zarate (2)
Hospital Universitario de Basurto
goikoane.canchogalan@osakidetza.net
Orden de Presentacion
150
Fecha de Presentacion
Viernes 17 16:40 a 17:10 Sesión II
Pantalla
5

Introducción

Los subependimomas son gliomas bien diferenciados de crecimiento lento, usualmente nodulares, compuestos por acúmulos de células ependimarias y astrocitos en el seno de un fondo fibrilar. Son neoplasias de bajo grado (grado I de la OMS).

Materiales y métodos

Varón de 65 años, que presentaba dificultad para la marcha con caídas frecuentes y sensación de acorchamiento en las extremidades inferiores. Los estudios de neuroimágen mostraron una masa nodular de 2cm, localizada en el ventrículo lateral izquierdo, con signos de hemorragia e hidrocefalia. Se decidió realización de craneotomía y exéresis de la lesión.

Resultados

Macroscópicamente mostraba una consistencia elástica y una coloración pardo-clara con áreas rojizas de aspecto hemorrágico. Microscópicamente presentaba aspecto fibrilar marcado, con amplias áreas de aspecto microquístico bien delimitadas del parénquima adyacente y escasa celularidad dispuesta en pequeños grupos formados por elementos de núcleos redondeados, isomorfos con halo perinuclear ocasional, sin atipia ni mitosis. Se apreció intensa inmunorreación frente a la PGFA y S-100. Índice Ki-67 muy bajo. Existían amplias zonas de hemorragia reciente sin necrosis y abundantes vasos con trombosis oclusiva. No se identificaron áreas de ependimoma convencional.

Conclusiones

Los subependimomas son clínicamente silentes, con frecuencia se identifican en las autopsias como masas redondeadas, lisas y brillantes, localizadas en el ventrículo lateral, tercer ventrículo o médula espinal. Raramente producen sintomatología (hidrocefalia o hemorragia de expresión clínica variable según el tipo). Los localizados en fosa posterior muestran frecuentes calcificaciones y menos áreas de apariencia microquística. Es necesario diferenciar estas neoplasias de otros tumores gliales e importante reportar si existen áreas de ependimoma convencional. Las hemorragias son un evento raro en los subependimomas del ventrículo lateral que además requieren un tratamiento quirúrgico adecuado.