Back

Varicela Fetal y Neonatal

Autor/es
Benito D.M., Prieto M., Pozo J.J., Morales C., Rodríguez J.I.
Departamento de Anatomía Patológica, Hospital Universitario La Paz, Madrid
dulbl@hotmail.com
Orden de Presentacion
40

La infección materna por VVZ (virus varicela-zóster) durante el embarazo produce lesiones diferentes dependiendo del momento en el que ésta se produzca. La infección en el primer o segundo trimestre de embarazo puede dar lugar a anomalías fetales (síndrome de varicela congénita o fetal) que son, de mayor a menor frecuencia, cicatrices cutáneas de distribución en dermatomos, atrofia de miembros, anomalías oculares (coriorretinitis y microftalmía) y en el sistema nervioso central. Debido a la gravedad de las lesiones la mortalidad llega al 30%.La infección materna próxima al parto, o la aparición de lesiones en la madre en el período postnatal inmediato, puede producir síndrome de varicela neonatal, en el que hay lesiones cutáneas o lesiones necrotizantes diseminadas en múltiples órganos. Si la infección materna ocurre 5 o 6 días antes del parto es de evolución más benigna para el niño porque da tiempo a la producción de anticuerpos por la madre que trasmite al hijo.Presentamos un caso de varicela fetal y otro neonatal, que ejemplifican las lesiones.Caso 1. Niño que ingresó a los 44 días de vida con el diagnóstico clínico de embriopatía por varicela, con lesiones dérmicas y Síndrome de Horner. Murió a los 128 días debido a bronconeumonías y sepsis de repetición. La madre tuvo varicela en el tercer mes de embarazo. En la autopsia se encontraron lesiones de varicela congénita: hipoplasia del miembro superior izquierdo, cicatrices dérmicas, neumonitis difusa necrotizante y focos de necrosis en hígado, bazo, estómago y cerebro. Caso 2. Recién nacido, de sexo masculino, de 23 semanas de edad gestacional, con enterocolitis necrotizante, perforación intestinal y sepsis. Murió a los 15 días de vida y en la autopsia, fue inesperado para los clínicos el diagnóstico de varicela diseminada, ya que existían focos de necrosis en la gran mayoría de órganos, incluyendo el intestino delgado. La madre presentó lesiones de varicela 5 días antes del parto.Bibliografía: 1. Potter´s (2007): Pathology of the fetus, infant and child. Second edition. Pág. 149, 417.2. Stocker J.T., Dehner L.P. (2001): Pediatric Pathology. Second edition. Pág. 211.3. Sauerbrei A., Wutzler P. (2001): Neonatal Varicella. Journal of Perinatology 21:545-549.4. Boussault P., Boralevi F., (2007): Chronic Varicella-Zoster skin infection complicating the Congenital Varicella Syndrome. Pediatric Dermatology 24(4):429-32.