Back

Hallazgos citológicos en el neurocitoma central. Presentación de tres casos

Autor/es
Ana Fuertes, Jorge Alfaro, Guillermo Muñoz, Patricia Sota, Afredo Puertas, Nerea Yanguas.
Hospital Universitario Miguel Servet
anafu80@hotmail.com
Orden de Presentacion
59

Introducción: El neurocitoma central es un tumor cerebral infrecuente, representa el 0,25-0,5 % de todos los tumores intracraneales, generalmente afecta a adultos jóvenes y típicamente es de buen pronóstico.Descripción de los casos: Presentamos tres casos de neurocitoma central y sus hallazgos citológicos, recibidos en nuestro hospital entre 2003 y 2008, que corresponden a un paciente varón de 18 años y dos mujeres de 28 y 40 años. Los tres casos radiológicamente se presentan como masas intraventriculares, de aspecto heterogéneo con componente quístico y sólido. En el scratching intraoperatorio, los extendidos tienen un fondo granular y abundantes células monomorfas, redondeadas y con núcleos isomorfos de cromatina granular en "sal y pimienta". El diagnóstico diferencial que se plantea, en los extendidos, es con los oligodendrogliomas, que tendrían un fondo más fibrilar, con los adenomas hipofisarios y con los neuroblastomas. Histológicamente se trata de tumores densamente celulares, con células de talla pequeña/media de núcleos redondeados de cromatina fina y escaso citoplasma eosinófilo. Entre ellas se evidencia abundante vascularización de pequeños vasos. En corte histológico el principal diagnóstico diferencial sigue siendo el oligodendroglioma, pero se diferencia inmunohistoquímicamante, ya que ninguno de los tres casos expresa GFAP, que sería positiva en los oligodendrogliomas, y todos ellos son positivos para sinaptofisina. Discusión: La localización típica de este tumor es en los ventrículos laterales, pero también se han descrito a nivel del parénquima cerebral, llamándose neurocitomas extraventriculares y, a menudo, son lesiones histológicamente más complejas. El tratamiento de elección de estas neoplasias es la cirugía seguida de radioterapia en casos en los que la resección no haya sido completa, ya que en estos casos la tasa de recurrencia local es mayor. El pronóstico de estos tumores en general es bueno, correspondiendo a un grado II de la OMS.