Filtro por Idioma
Filtro por Áreas de conocimiento
Filtro por Tipo Contenido
Atrás

Las obras de Morgagni, editadas por la SEAP, en descarga gratuita

La Sociedad Española de Anatomía Patológica, en su afán por difundir los orígenes y el desarrollo de nuestra disciplina, viene reeditando y publicando libros y artículos de singular interés. El objetivo fundamental es que las nuevas generaciones de patólogos conozcan cómo se ha desarrollado la medicina a lo largo de la historia, así como la importancia decisiva de los patólogos en la evolución conceptual de la enfermedad. Estas publicaciones bianuales coinciden con la celebración del congreso nacional y su difusión es gratuita, gracias a la amable generosidad tanto de los autores como de los patrocinadores.
 
Giambattista Morgagni (1682-1771): una mirada a los orígenes del pensamiento anatomoclínico es un trabajo original. Recoge un esbozo de la vida de Morgagni y un análisis profundo de su obra y de las circunstancias en que se desarrolló, así como la traducción, por primera vez al español, del prefacio de su obra magna, el De sedibus et causis morborum per anatomen indagatis (1761). Morgagni expone en este preámbulo las razones principales del tratado, su justificación en forma de epístolas a un joven imaginario y la procedencia de los materiales. Explica también la distribución en cinco libros con sus respectivos prefacios y dedicatorias a las sociedades científicas a las que pertenecía y aboga por la necesidad de índices. Pero, sobre todo, analiza los méritos y deficiencias del Sepulchretum sive anatomia practica de Teófilo Bonet, obra que determinó en buena parte su De sedibus et causis.
 
El médico perfecto, según Giambattista Morgagni, se encuentra centrada en uno de los primeros trabajos de Morgagni: la Nova institutionum medicarum idea. En contraste con su obra magna, el De sedibus et causis morborum per anatomen indagatis, que recoge la experiencia de toda una vida y que constituye el colofón de su carrera, la Nova institutionum medicarum idea es una obra de juventud, que surge como lección inaugural pronunciada en la Universidad de Padua el 17 de marzo de 1712. Su objetivo no es otro que el de esbozar un plan de estudios moderno, encaminado a la formación del "médico perfecto". Aunque el autor se muestra ambicioso en sus planteamientos y opta por un pensamiento utópico, en absoluto pretende alcanzar objetivos imposibles, sino que considera la utopía como método de perfección, como una manera de posicionarse en el camino correcto para superar la mediocridad. La obra va dirigida a la formación general del médico, con el fin de que el aspirante a serlo alcance la competencia profesional necesaria y conozca sus obligaciones y deberes principales. No obstante, conviene resaltar que, si bien Morgagni se muestra partidario de una formación cultural universal, que va de la Anatomía, la Botánica y la Clínica a las Matemáticas y la Retórica, también es partidario de la especialización, necesaria para progresar en la docencia y en la investigación.