Atrás

ALTERNARIOSIS CUTÁNEA. PRESENTACIÓN DE DOS CASOS

Autor/es
Concepción Llanos Chávarri* , Alicia Córdoba Iturriagagoitia*, Gina de Lima Piña*, Laura Álvarez Gigli*, Mónica Larrea García**.
Servicio de Anatomía Patológica* y Dermatología**.Complejo Hospitalario de Navarra A.
mc.llanos.chavarri@navarra.es
Orden de Presentacion
98
Fecha de Presentacion
Viernes 7, 17.15 - 17.45 h. Sesión II
Pantalla
3

Introducción

La Alternariosis cutánea es una infección poco frecuente. Ocurre habitualmente en pacientes con compromiso de la inmunidad, ya sea por un proceso patológico o por tratamientos inmunosupresores prolongados.

Materiales y métodos

Presentamos dos casos de Alternariosis cutánea en dos varones de 82 y 76 años. El primer paciente desarrolló una mácula rojo-violácea en la mano izquierda a los pocos días de abandonar la antibioterapia oral para el tratamiento de unos abscesos pulmonares y cerebrales por Nocardia. El segundo paciente mostraba una lesión pápulo-costrosa ulcerada de 3x1cm. en el codo derecho de un año de evolución. Estaba en tratamiento prolongado con corticoides por una artritis reumatoide.

Resultados

La histología en ambos casos era diferente. Ambos mostraban una inflamación granulomatosa en dermis, pero en el primer caso predominaba la necrosis y en el segundo las células gigantes multinucleadas. La epidermis, en el primer paciente presentaba una ligera acantosis mientras que en el segundo se reconocía una hiperplasia pseudoepiteliomatosa con ulceración focal. En las dos biopsias se identificaban hifas micóticas redondeadas en forma de "espora-like. El diagnóstico definitivo se realizó en los dos casos mediante cultivos fúngicos tipificándose dentro de la especie Alternaria Alternata.

Conclusiones

Las lesiones clínicas provocadas por la Alternariosis cutánea son heterogéneas y no diagnósticas. La mayor parte de los pacientes son inmunodeprimidos. La lesión histológica se caracteriza por una inflamación granulomatosa en dermis que puede acompañarse de abscesos neutrofílicos. Presentamos dos casos con un cuadro histológico diferente, probablemente relacionado con el tiempo de evolución de ambas lesiones. En ambas se reconocían hifas redondeadas con la morfología característica denominada "espora- like".El diagnóstico definitivo requiere cultivos positivos para hongos, que deben realizarse en tejidos obtenidos de forma estéril para diferenciarlos de posibles contaminaciones o colonizaciones. 0