Filtro por Áreas de conocimiento
Atrás

HIPERPLASIA ANGIOLINFOIDE CON EOSINOFILIA: REVISION DE CASOS DE LOS ULTIMOS 10 AÑOS EN EL SERVICIO DE ANATOMIA PATOLOGICA DEL HOSPITAL GREGORIO MARAÑON

Autor/es
Emma Sola Vendrell; Kaissali Ahmed Kaissali; Patricia Callejo Perez; Carolina Bernal Franco; Antonio Garcia Paulos; Marta Martín Gómez; Francisco Rueda Correa; Yolanda Castro Alvarez.
HOSPITAL GREGORIO MARAÑON
emmasolave@yahoo.es
Orden de Presentacion
35
Fecha de Presentacion
Viernes 8 febrero 2013. 11.45-12.15. Sesión I
Pantalla
4

Introducción

La Hiperplasia angiolinfoide con eosinofilia es una lesión de la piel poco común y de carácter benigno, más frecuente en mujeres asiáticas de entre 20 y 50 años. Se presenta como nódulos o pápulas rojo vinosas, localizadas sobre todo en cabeza y cuello. En un 10-20% de los casos se observa eosinofilia en sangre. Histológicamente se trata de una proliferación de capilares revestidos por células endoteliales epitelioides con núcleos sin atipia y un infiltrado inflamatorio denso que incluye linfocitos y eosinófilos. La remisión completa de la lesión es común en meses o años. La cirugía es opcional, con una recurrencia del 35% en lesiones mal delimitadas. Existen diversas opciones terapéuticas para lesiones irresecables.

Materiales y métodos

Se revisan los casos diagnosticados de Hiperplasia angiolinfoide con eosinofilia en los últimos 10 años en el Servicio de Anatomia Patológica del Hospital Gregorio Marañón. Se recogen cuatro casos diagnosticados en el año 2003, 2005, 2007 y 2012. En los cuatro casos se trataba de pacientes mujeres, entre 26 y 47 años de edad, con lesiones cutáneas en región frontal (1 caso) y región periauricular (3 casos). Dos de ellas presentaron recurrencia a los pocos meses de la primera cirugía, con el mismo diagnostico en las biopsias posteriores. Ninguna de la pacientes presentaba eosinofilia en sangre. Uno de los diagnósticos se realizo sobre un "punch" cutáneo, lo que conllevo mayor dificultad y la necesidad de contemplar varios diagnósticos diferenciales entre los que se encontraban: carcinoma metastásico, lesiones de origen vascular, histiocitario y linfoide. Para ello se recurrió a las técnicas de inmunohistoquímica.

Resultados

El diagnóstico definitivo en las biopsias del 2007 y 2012 fue de Hiperplasia angiolinfoide con eosinofilia, mientras que en las del año 2003 y 2005 fue de Hiperplasia angiolinfoide con eosinofilia (Enfermedad de Kimura), al considerarse estas dos entidades sinónimos durante muchos años. Actualmente se consideran dos entidades clínicopatológicas diferentes.

Conclusiones

La Hiperplasia angiolinfoide con eosinofilia tiene una etiologia desconocida. Se ha sugerido que se trate de una proliferación vascular benigna, una hiperplasia vascular en respuesta a un trauma, infección o hiperestrogenismo. En los últimos años se ha sugerido que se trate de un desorden linfoproliferativo T de bajo grado por lo que en la biopsias de 2007 y 2012 se realizo PCR TCRgamma e IGH, con resultado de policlonal en ambos casos.