Atrás

Granulomas a cuerpo extraño intraabdominales y colecistectomía laparoscópica: a propósito de dos casos

Autor/es
L. El Bouayadi Mohamed; M. Butrón Vila; SE. Morales García; JA. Aramburu González; JM. Rodríguez Barbero; R. Granados Carreño
Hospital Universitario de Getafe
liliameb@gmail.com
Orden de Presentacion
87
Fecha de Presentacion
Viernes 4 17:00 a 17:30 Sesión II
Pantalla
2

Introducción:

La colecistectomía laparoscópica constituye el tratamiento de elección de la colelitiasis sintomática. La suelta de cálculos biliares o fragmentos de los mismos durante el acto quirúrgico no es infrecuente, debido a la perforación accidental de la vesícula biliar.

Material y Métodos:

Caso 1: varón de 81 años con antecedentes de colecistectomía laparoscópica por colecistitis aguda de origen litiásico que ingresa en nuestro hospital, tras varios meses, por cuadro de colangitis, absceso abdominal y derrame pleural derecho. El resultado de la toracocentesis fue compatible con empiema. La ecografía abdominal sugiere la existencia de colelitiasis libre. El procedimiento terapéutico consistió fundamentalmente en la extirpación y el drenaje quirúrgico del absceso. Caso 2: varón de 56 años en seguimiento en consultas de Urología por masa renal derecha. Entre sus antecedentes personales destacan una tumorectomía renal izquierda y una colecistectomía laparoscópica 13 años antes. Ante la imposibilidad de descartar un carcinoma renal mediante pruebas radiológicas, se decide tratamiento quirúrgico mediante tumorectomía renal derecha laparoscópica.

Resultados:

En ambos casos el diagnóstico fue histológico, observándose una reacción granulomatosa de tipo cuerpo extraño en relación a cálculos de bilirrubina.

Conclusiones:

1. Los cálculos liberados en la cavidad abdominal tras la perforación de la vesícula durante una colecistectomía laparoscópica producen complicaciones aproximadamente en el 3% de los casos. 2. Los granulomas a cuerpo extraño en relación a cálculos biliares son una complicación muy infrecuente. 3. El absceso intraabdominal es la complicación más frecuente y los abscesos subfrénicos pueden ocasionar derrames pleurales y abscesos torácicos ipsilaterales. 4. Existen casos en los que los cálculos migran a localizaciones lejanas al lecho quirúrgico o no se visualizan radiológicamente, pudiendo confundirse con procesos neoformativos. 5. El tratamiento definitivo suele ser quirúrgico, especialmente cuando hay dudas diagnósticas, mediante drenaje del absceso y extracción completa de los cálculos.