Atrás

Carcinoma Indiferenciado de Célula Pequeña de Próstata

Autor/es
A Cuesta Díaz de Rada (1), E Honrado Franco (2), J Lomas García (2), AM Rubio De las Heras (2), A De la Hera Magallanes (2), F Izquierdo García (2)
(1) Hospital de León, (2) Hospital de León
ehonrado@hotmail.com
Orden de Presentacion
206
Fecha de Presentacion
Viernes 17 16:40 a 17:10 Sesión II
Pantalla
10

Introducción

El carcinoma indiferenciado neuroendocrino de próstata es un tumor de alto grado, con mal pronóstico (10-30 meses de supervivencia), siendo en la mayoría de los casos diagnosticado en un estadío avanzado de la enfermedad. Se asocia con niveles bajos de PSA, en comparación con los adenocarcinomas.

Materiales y métodos

Presentamos el caso de un varón de 64 años al que se le realizan biopsias de próstata por aumento del tamaño de la próstata (8.7 cm) y elevados niveles de PSA en sangre (15.36 ngr/ml).

Resultados

Afectando a todos los cilindros del lado derecho y a 5 de 9 cilindros del lado izquierdo, entre el 50 y 100% se observa una proliferación de células epiteliales, con núcleos pequeños y escaso citoplasma, que se amoldan entre si con un crecimiento en sábana. Se identifican amplias áreas de necrosis y una alta actividad mitótica, con un Ki67 del 80%. Se realizan técnicas inmunohistoquímicas, mostrando las células tumorales positividad para sinaptofisina, cromogranina y enolasa, así como para CK7, CAM 5.2 y AE1/AE3, siendo negativos el PSA, PSAP, CK20, LCA, p53 y CD56. El estudio de extensión, mostró adenopatías patológicas en la de la cadena ilíaca derecha e izquierda y lesiones blásticas en vértebras dorsales, lumbares, ambas palas ilíacas, techo de los acetábulos, sacro y en las ramas ileo e isquiopubianas izquierdas.

Conclusiones

El carcinoma indiferenciado de célula pequeña de próstata es un tumor poco frecuente que hay que sospechar y diferenciar de un adenocarcinoma pobremente diferenciado o una metástasis de un carcinoma de célula pequeña extraprostático. Los marcadores neuroendocrinos y su negatividad para PSA y PSAP son marcadores inmunohistoquímicos de gran utilidad. El tratamiento quirúrgico no está aconsejado, siendo lo más frecuente un tratamiento quimioterápico, similar al utilizado en elcarcinoma de célula pequeña de la mama, que se puede asociar con radioterapia. El paciente fue sometido a quimioterapia y sigue vivo tres meses después del diagnóstico.