Atrás

A propósito de un caso: diagnóstico de coinfección por VIH-VHC tras rotura esplénica espontánea por proceso linfoproliferativo

Autor/es
C. Murillo Lázaro; F. Martin Dávila; L. Gonzalez López; M. Delgado Portela; R. López Pérez; F. Relea Calatayud; J. Gonzalez García; M. García Rojo
Hospital General de Ciudad Real
cmurlaz@alumni.unav.es
Orden de Presentacion
71
Fecha de Presentacion
Viernes 4 11:30 a 12:00 Sesión I
Pantalla
8

Introducción:

Los pacientes con VIH tienen mayor riesgo de desarrollar linfomas b agresivos, siendo el linfoma b difuso de célula grande el más frecuente. Además la prevalencia de linfomas no Hodgkin en pacientes VHC+ es mayor en comparación a la población general.

Material y Métodos:

Paciente varón de 43 años que acude a urgencias por cuadro de disnea con anemización e inestabilidad hemodinámica. Ex ADVP hace 24 años. Se le realiza TAC objetivando rotura esplénica con lesión nodular hipocaptante. Se procede a la realización de esplenectomía

Resultados:

Macroscópicamente, se observa un bazo aumentado en peso y tamaño con lesión nodular blanquecina subcapsular (2cm). Microscópicamente se evidencia un parénquima esplénico infiltrado amplia y difusamente por una proliferación neoplásica linfoide compuesta por linfocitos atípicos de núcleo grande y nucléolo (cd20+,bcl-2+,bcl-6+ y cd10-) siendo el diagnóstico de linfoma B difuso de célula grande. (LBDCG)Se realiza serología detectándose VIH y VHC positivos no conocidos. PET-TAC: Linfoma con afectación hepática y de médula ósea, estadio IV.

Conclusiones:

El LBDCG es el linfoma más frecuente tanto en paciente inmunocompetentes como en VIH. Los pacientes infectados por VIH tienen más riesgo de desarrollar LBDCG que la población general . Con la llegada de la terapia antirretroviral (TAR) parece haber disminuido la incidencia de linfomas en los VIH. Según algunos estudios las diferencias inmunofenotípicas se correlacionan con el pronóstico de los LBDCG. Algunos estudios observan que el pronóstico en pacientes VIH con LBDCG con fenotipo no de centro germinal respecto a pacientes inmunocompetentes con el mismo fenotipo es peor (diferencias que desaparecen en pacientes tratados con TAR). La prevalencia de linfomas no Hodgkin es mayor en pacientes VHC sin embargo se ha observado en diversas cohortes que los pacientes coinfectados con VIH-VHC no presentan mayor riesgo de linfoma que los solo VIH.