Atrás

CROMOMICOSIS: un ejemplo de “micosis importada” poco habitual en nuestro medio.

Autor/es
*A Puertas, C Yus, G Muñoz, P Sota, S Vicente,**ML Zubiri,***A Rezusta.
*Servicio de Anatomía Patológica.**Servicio de Dermatología.*** Servicio de Microbiología y Parasitología. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza
apuertas@aragon.es
Orden de Presentacion
15

ANTECEDENTES: Micosis cutánea y subcutánea causada por inoculación traumática transcutánea de hongos poco virulentos que provocan una respuesta tisular granulomatosa crónica, con formación de lesiones muy polimorfas de crecimiento lento, que configuran placas vegetantes, hiperqueratósicas y cicatriciales. Poco frecuente, e inicialmente considerada exclusiva de regiones tropicales y subtropicales de Suramérica, Africa y Asia, se acepta su distribución universal. En climas templados se han comunicado muy pocos casos, constituyendo un ejemplo de las llamadas "micosis importadas". Es causada por hongos dimórficos productores de colonias negras (Cromomicetos), que viven como saprófitos en el suelo y plantas xerófitas, y tras adaptarse a las condiciones tisulares, desarrollan estructuras multicelulares, características y diagnósticas, que representan formas vegetativas de larga viabilidad. MATERIAL Y MÉTODO: Presentamos el caso de una mujer de 68 años, natural de Guinea EcuatoriaI, que consulta por una placa cutánea, pruriginosa, en cara interna de muslo derecho, de 35 años de evolución. Hace 12 años le fue extirpada en su país, recidivando a partir de la cicatriz quirúrgica. En un año de seguimiento, se realizan 3 biopsias y varios frotis cutáneos, observándose repetídamente cuerpos muriformes y colonias de Fonsecaea monophora. RESULTADOS:Macroscópicamente, presenta una placa cutánea de 25x20 cm, hiperpigmentada, de aspecto cicatricial con zonas sobreelevadas (papulo-verrucosas e hiperqueratósicas) y borde circinado, cuya histopatología revela una dermatitis nodular granulomatosa con hiperqueratosis, acantosis, hiperplasia pseudoepiteliomatosa y microabscesos intraepidérmicos, y numerosos granulomas (de tipo tuberculoide y supurativo) e intenso infiltrado linfo-plasmocitario y fibrosis, en dermis. En el interior de algunas células gigantes multinucleadas tipo Langhans , de los granulomas y en los focos de supuración, se observan cuerpos redondeados de pared gruesa pigmentada marrón- dorado, que se tiñen con PAS y Plata-Metenamina. CONCLUSIONES: 1. La cromomicosis constituye un claro ejemplo de las llamadas "micosis importadas", propias de áreas tropicales y subtropicales. 2. Aunque son excepcionales en nuestro medio, debemos saber diagnosticarlas, por la creciente llegada a nuestro país de población procedente de zonas endémicas. 3. No suele entrañar riesgo vital, pero puede provocar limitaciones funcionales importantes sin un diagnóstico y tratamiento tempranos.