Atrás

Carcinomas neuroendocrinos sincrónicos en ampolla de Vater y papila menor duodenal.

Autor/es
O.J. Blanco Múñez; M.A. Aparicio Vaquero.
Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Clínico Universitario de Salamanca.
oscarblancomunez@yahoo.es
Orden de Presentacion
32

Los tumores neuroendocrinos suponen entre el 1,2 y el 1,5% de las neoplasias gastrointestinales, con el apéndice como localización más frecuente, seguida de intestino delgado, recto y estómago. El 2% de estos tumores asienta en el duodeno, habitualmente como lesiones submucosas de pequeño tamaño, siendo muy raros los tumores que crecen sobre la ampolla de Vater, y excepcionales aquellos localizados en la papila menor. Presentamos el caso de un paciente de 51 años, con crisis intermitentes de ictericia y dolor cólico abdominal, al que se realiza una gastroduodenopancreatectomía cefálica con colecistecomía. El examen macroscópico mostró dos lesiones independientes: la primera, una tumoración nodular de 1,4x1,2x1 cm, bien circunscrita, blanquecina, elástica, 3 cm distal al esfínter pilórico, se correspondió histológicamente con un carcinoma neuroendocrino bien diferenciado de la papila menor, de patrón predominantemente acinar, con bajo índice mitósico (1mitosis/10 campos de gran aumento), y con invasión del esfínter, la mucosa y submucosa duodenal, y el remanente del sistema pancreático dorsal; la segunda, una induración mal circunscrita, de 0,7 cm, sobre la ampolla de Vater, se trataba también de un carcinoma neuroendocrino bien diferenciado con patrón predominantemente acinar, aunque con áreas de mayor densidad celular y carácter infiltrativo, mayor índice mitósico (4 mitosis/10 campos de gran aumento) y abundantes cuerpos de psammoma, y con infiltración del esfínter, la mucosa y submucosa duodenal, y extensión hacia la desembocadura del colédoco, así como imágenes de invasión linfática. En ambos casos se demostró la expresión de sinaptofisina, cromogranina a, enolasa y CD56. Hallamos metástasis en 2 ganglios peripancreáticos, de los 25 ganglios aislados en la pieza.A pesar de la frecuencia con que se encuentra tejido neuroendocrino en ambas papilas, especialmente en forma de micronidos de células productoras de somatostatina y/o polipéptido pancreático, éste es el primer caso que conocemos de carcinoma neuroendocrino sincrónico en ampolla de Vater y papila menor.