Atrás

MELANOMA DE RECTO. UNA ENTIDAD INFRECUENTE

Autor/es
Francisco Javier Torres Gómez*, Pilar Fernández Machín*, Francisco Javier Torres Olivera**
Unidad de Anatomía Patológica. Hospital de Alta Resolución de Utrera (Sevilla)* y Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla**.
javiertorresgomez@yahoo.es
Orden de Presentacion
16

IntroducciónSi bien el melanoma es una neoplasia agresiva bien conocida por la comunidad médica existe cierta tendencia a relacionarla con su localización más frecuente, la piel. Sin embargo se trata de una entidad descrita en la práctica totalidad de los órganos corporales en los que ha demostrado un pronóstico incluso más ominoso. La menor frecuencia de estas localizaciones sistémicas ha llevado asociada una menor experiencia en su manejo y su diagnóstico es generalmente tardío al carecer de datos clínicos de alarma que nos pongan sobre aviso de este diagnóstico. Es el caso de la localización digestiva; casos de melanoma han sido comunicados en la práctica totalidad de los tramos si bien todas las localizaciones han de considerarse infrecuentes si no excepcionales. Por ello es necesario comunicar los casos, con el propósito de llegar a tener una perspectiva global de la entidad en estas localizaciones.Caso clínicoSe remitió para estudio histológico una pieza quirúrgica de resección abdomino-perineal que medía 45 cm de longitud. A la altura de la línea pectínea se observó una tumoración rectal polipoide, semiesférica, de 4 cm de diámetro, de superficie cerebriforme e irregular, grisácea, con áreas rojizas. Al corte mostraba un tejido granular, blanquecino con áreas rojizas, de consistencia mediana que afectaba a la mucosa y a la submucosa y se encontraba relativamente bien delimitada. En el segmento de sigma adyacente se observaban múltiples divertículos localizados en la zona correspondiente al meso- sigma. Los cortes efectuados demostraron que la tumoración recto-anal descrita macroscópicamente estaba constituida por una proliferación difusa de células poligonales y fusiformes, grandes, con núcleos de gran tamaño, ovoideos, a veces irregulares, hipercromáticos, con nucleolo muy prominente y, con frecuencia, múltiple. Los citoplasmas eran amplios, bastante bien definidos y eosinófilos. De forma focal los citoplasmas se encontraban cargados de pigmento pardo de aspecto melánico. La proliferación celular se acompañaba de un infiltrado inflamatorio bastante intenso constituido por linfocitos e histiocitos. También se distinguían algunos melanófagos. Las células proliferantes descritas infiltraban la pared recto-anal y alcanzaban la capa muscular propia. Los márgenes de resección estaban libres de neoplasia. La disección de los ganglios linfáticos circundantes demostró neoplasia en cinco de ellos. Con tales hallazgos histológicos y tras descartar un origen primario en otra localización, se emitió el diagnóstico de melanoma maligno primario de recto, describiendo las metástasis ganglionares y la diverticulosis de sigma concomitante.