Atrás

BIOPSIAS ECODIRIGIDAS DE LA PRÓSTATA: REVISIÓN DE NUESTRA SERIE.

Autor/es
J A Ortiz-Rey, J Cambronero*, C Gómez de María, P San Miguel, B Iglesias, A Peteiro, I Antón.
Servicios de Anatomía Patológica y *Urología. Hospital POVISA (Vigo).
jaortiz@povisa.es
Orden de Presentacion
23

IntroducciónEl número de biopsias por aguja de la próstata ha aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a una mayor frecuencia de adenocarcinomas pauciglandulares y de problemas diagnósticos ante lesiones muy pequeñas o de interpretación difícil.Material y métodosPresentamos el análisis retrospectivo de una serie de 1424 biopsias transrectales ecodirigidas, realizadas según protocolo en nuestro hospital entre septiembre de 2002 y septiembre de 2007, con la participación de 7 patólogos. Las indicaciones de biopsia fueron: tacto rectal sospechoso, aumento de PSA sérico o un diagnóstico previo de ASAP ("acinos pequeños atípicos"). Se biopsió la zona periférica prostática, y la transicional cuando se precisó, según "normograma de Viena modificado", con aguja de calibre 18G.ResultadosLos diagnósticos globales fueron: adenocarcinoma (53.5%), ausencia de malignidad (27.5%), PIN de alto grado sin carcinoma (9.9%) y ASAP con o sin PIN (9%). La incidencia de ASAP osciló entre 0 y 17.3 % (mediana: 7.2). De los casos de ASAP, 55 pacientes (42.6%) tenían en diciembre de 2007, biopsias de seguimiento (49 casos) o cirugía prostática (6), que llevaron al diagnóstico de adenocarcinoma en 29 de ellos (52.7%). El uso de la inmunohistoquímica ha ido en aumento: se realizó en el 25% de las biopsias de 2002 a 2005, mientras que en los últimos dos años se utilizó en el 42%, variando entre el 26 y el 68.6% (mediana: 38.5) según el patólogo. El porcentaje de adenocarcinomas diagnosticados por cada patólogo en estos dos últimos años fue del 44 al 53% (mediana: 49.24).ConclusionesSe observa una frecuencia elevada de adenocarcinomas diagnosticados en los últimos cinco años, sin diferencias significativas entre patólogos. Sí hubo variaciones en el uso de la inmunohistoquímica, que en general ha aumentado, posiblemente en relación con los buenos resultados de nuevos marcadores como P504S. En nuestra serie existe un porcentaje relativamente importante de biopsias con atipia no neoplásica (PIN, ASAP). El diagnóstico de ASAP se asocia con un riesgo alto de existencia de adenocarcinoma por lo que se recomienda rebiopsiar a estos pacientes, pero se debe limitar al máximo el uso de esta categoría diagnóstica ya que no se puede contar con el control posterior de todos los casos.