Atrás

Diagnóstico citológico de carcinoma de tiroides oculto detectado mediante PET realizado como estudio de extensión de otras neoplasias

Autor/es
Quer Aa, Castellà Ea, Cano Ia, Martínez Ma, Tria La, Garcia JRb, Llatjós Ma, Fraile Mb, Ariza Aa
a/ Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Germans Trias i Pujol. UAB. Badalona. b/ Unidad PET-CETIR. Barcelona.
ari79qps@yahoo.es
Orden de Presentacion
61

La tomografía por emisión de positrones (PET) es una técnica de imagen utilizada principalmente en el estudio de extensión de tumores malignos, pero que también permite detectar tumores primarios. El objetivo de este estudio fue valorar la capacidad del PET, realizado como estudio de extensión de diversos tumores malignos, para detectar carcinomas de tiroides ocultos.Entre los meses de abril y diciembre de 2007 se llevaron a cabo 2100 PET, detectándose captación tiroidea anómala de 18 F-fluorodeoxiglucosa (FDG) en 20 casos (1%). En 4 de éstos (20%), las lesiones tiroideas hipercaptantes fueron sometidas a punción-aspiración con aguja fina (PAAF) (25G) ecodirigida. Éstos pacientes (2 hombres y 2 mujeres) tenían edades comprendidas entre los 53 y 76 años y presentaban un tiroides normal a la exploración física. Las neoplasias objeto del estudio de extensión se localizaban en el pulmón (2 casos), la mama (1 caso) y el colon (1 caso). Mediante el estudio citológico se diagnosticaron 3 carcinomas papilares de tiroides (3/4) y un bocio coloide (1/4). Nuestros resultados sugieren que el PET tiene una gran sensibilidad para detectar tumores primarios ocultos de tiroides. En este estudio, el 75% de los nódulos con captación anómala se diagnosticaron de carcinomas papilares. En contrapartida, debe tenerse presente que el PET tiene falsos positivos y, por lo tanto, es necesaria la PAAF antes de afirmar que se trata de un tumor maligno oculto o de una metástasis