Atrás

Fallecimiento del Dr. Juan María Loizaga Irondo

Sentimos comunicaros el fallecimiento del Dr. Juan María Loizaga Irondo.

Queremos transmitir nuestra condolencia a su familia  y a todos los patólogos que colaboraron estrechamente con él.

Juan María Loizaga Iriondo ha muerto.

Nacido en Baracaldo en 1935 salió pronto fuera de la región que lo vio nacer, a pesar de la cual siempre fue un vasco cabal fácilmente reconocible. Hizo la carrera de medicina en la Universidad de Barcelona, ciudad a la que siempre estuvo muy ligado por lazos afectivos. Se formó en Méjico con Isaac Costero y volvió a España en 1968 para hacerse cargo de la jefatura de servicio del Hospital Virgen del Rocío, en donde permaneció hasta su jubilación enseñando la nueva patología clínica a multitud de residentes.

Visto ahora, como le gustaba repetir, todo se ve muy fácil, pero el equipo cuando llegó a Sevilla eran él, una enfermera todoterreno y un microscopio vetusto. Cuando pidió una cámara para fotografiar piezas, un sistema de corte en parafina y una mesa de autopsia, lo tomaron por loco. ¿Habían contratado a un forense? Además, cuando tenía un problema diagnóstico, se iba a leer la historia clínica y a explorar al enfermo. ¿Qué hacía un patólogo tocando a un enfermo? El razonaba: es que soy médico. Médico-Patólogo

A base de trabajo y de paciencia logró convencer a todos de la utilidad de una patología moderna, de que todo lo que sale de los quirófanos tiene que ser estudiado, de que la mesa de autopsia es la mejor formación del patólogo y de que su teléfono de trabajo siempre estaba a disposición del clínico que tuviese una duda. Así fue como se ganó el respeto de todos. Cuando se jubiló en 2004 por razones de edad, dejó un equipo de Patología de primer nivel que otras personas que vinieron después han sabido mantener.

Descanse en paz.

 

Eladio Mendoza